Cambiar tabaco por ‘vapeo’ no reduce el riesgo de sufrir un ictus

El vapor del cigarrillo electrónico plantea un riesgo igual o incluso mayor que fumar tabaco para empeorar un accidente cerebrovascular, según concluye un estudio preliminar realizado en ratones que estuvieron entre diez y treinta días inhalando tanto al vapor del cigarrillo electrónico como el humo del cigarro normal.
Los investigadores encontraron que los ratones expuestos al vapor del cigarrillo electrónico tuvieron peores resultados de apoplejía y déficits neurológicos que los expuestos al humo de tabaco normal. Además, la exposición al cigarrillo electrónico disminuyó la captación de glucosa en el cerebro, que alimenta la actividad cerebral.

Ir a noticia